REPRODUCCIÓN ASISTIDA DE BAJA COMPLEJIDAD

Los tratamientos de reproducción asistida de baja complejidad son procedimientos que implican poco riesgo, se sugieren a mujeres que tienen problemas mínimos para lograr un embarazo, están en edad reproductiva y es menor a los 35 años.

Son la primera opción cuando las mujeres han decidido ser madres y por alguna circunstancia no se ha logrado la fecundación, con este procedimiento la fertilización se lleva a cabo dentro del cuerpo de la mujer.

Inducción de la ovulación

El objetivo de este tratamiento médico es la óptima maduración de uno o varios óvulos.

Capacitación espermática

Es el proceso por el que, el o los espermatozoides pasan tras la eyaculación y que les permite adquirir la capacidad y madurez para fecundar el óvulo.

Inseminación artificial

Este tratamiento consiste en introducir una muestra de semen previamente preparada y optimizada en el laboratorio, ya sea de la pareja o de un donante, en el útero de la mujer con la finalidad de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundar el óvulo.

Criopreservación de semen

Es la técnica para los hombres que quieren preservar su fertilidad, brinda la posibilidad de ser padre en el momento que lo considere más oportuno, consiste en conservar el semen sin perder su potencial de fertilidad por un periodo de tiempo indefinido, incluso décadas.

Esta técnica se le sugiere a quienes tengan que someterse a algún tratamiento de quimio o radioterapia, a quienes necesiten alguna cirugía de pene o próstata, para quienes decidan hacerse la vasectomía o que haya una baja o nula concentración de espermatozoides en el semen.


Más información